¿Inversión privada o pública? 132/366

La investigación e innovación gastronómica no es fácil, barata o rápida. Por el contrario, sus procesos pueden tardar más de lo que los inversionistas esperan y los frutos no necesariamente son en forma de utilidades económicas sino intelectuales con mucho más valor intangible que tangible al corto plazo. Por esa razón, siempre que se inicia un proceso de investigación es necesario pensar como en un modelo de negocios que permita esclarecer el tamaño de la inversión, los retornos de la misma, y las posibilidades y plazos para la generación de utilidad.



A veces, conviene realizar inversiones privadas –casi siempre propias- al inicio de las investigaciones para demostrarle después a algunos inversionistas (también privados) los resultados y las posibilidades que tiene la investigación. El CIG comenzó como una inversión totalmente propia que en poco tiempo ha podido generar ingresos por dos vías: recursos económicos e intercambios comerciales. Comenzando con dinero totalmente propio se pueden tomar decisiones independientes que permitan dar rumbo al negocio de acuerdo a los intereses planteados desde su filosofía.


Por su parte, la inversión pública –de universidades, becas, o financiamiento gubernamental- puede ser más tardada o más lenta y tiene casi siempre objetivos marcados que pueden ser una gran apuesta para el modelo de negocio de la investigación o innovación gastronómica. Los recursos públicos son a veces más grandes que los privados, pero siempre son más costosos –más no imposibles- para acceder a ellos.


Recorrer un camino de independencia financiera es complejo para cualquier negocio, y no es diferente para la investigación e innovación en gastronomía. Cuando la mayoría del dinero que se ingresa por las actividades generadas se reinvierte en el proceso de investigación e innovación, se generan satisfacciones intangibles, se amplía el espectro académico de una disciplina, y se mejora el estado general de las cosas. El dinero fácil y rápido no lo es todo, pero sí necesario para avanzar; todo con la justa medida.

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales. Cualquier comentario o sugerencia de lo que te gustaría que escribiera comunícate conmigo a nacionalismogastronomico@gmail.com
Anuncios

Published by

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.