Nunca pierdas objetividad 33/366

Además de los Valores de Ética, Humanismo y Responsabilidad, la investigación gastronómica debe tener como eterno compromiso la objetividad ante todo fenómeno que observa, que analiza, y comparte. Se trata de una sana distancia entre lo que se investiga y los juicios personales, una manera de saber que hay cosas que no van a ser de nuestro agrado pero tienen que someterse al filtro de la investigación seria.
Por ejemplo: un investigador gastronómico que no come picante tiene la obligación inicial de reconocer su afición ante el hecho, pero también de someterse a sí mismo a probar, comprender, analizar y procesar alguna preparación con picante sin importar sus prejuicios. De lo contrario, estaría analizando la información con un sesgo que lo llevaría a concluir de manera incorrecta, compartir conocimientos con altos grados de subjetividad y, por lo tanto, de error.
La objetividad es una de las mayores herramientas del investigador, le permite hacer un trabajo sólido, generar conocimiento de manera adecuada, y estar siempre en continua revisión de sus propios juicios, creencias, suposiciones, entendimientos, deseos, anhelos, u odios. De lo contrario, su investigación podría invalidarse.

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales. Cualquier comentario o sugerencia de lo que te gustaría que escribiera comunícate conmigo a nacionalismogastronomico@gmail.com
Anuncios

Published by

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.