Pensar es fundamental 46/366

En buena medida, la investigación gastronómica se trata de pensar, de generar nuevas formas de comprensión del conocimiento, de descifrar códigos inherentes a la información para después regresarlos en forma de nuevos códigos más comprensibles, adaptables a diferentes circunstancias y aplicables a discreción de quien lo adquiere.
Pensar, reflexionar, meditar, incluso hasta como vulgarmente se llama “filosofar” sobre el conocimiento no es pérdida de tiempo. Por el contrario, una conversación con otro investigador, una charla con personas de otro país o de otras profesiones e incluso momentos de soledad son de alto valor intelectual para el investigador, y pueden ser una de las razones por las que su trabajo pueda alcanzar nuevas y mejores plataformas, nutrirse de otras visiones y tener resultados que valga la pena compartir.
Pensar solo es pérdida de tiempo cuando se hace sin ningún orden, cuando no se hace disciplinadamente y cuando carece de objetivos. Para el investigador gastronómico es necesario tener espacios y momentos para pensar, pero es más importante primero ordenar para qué quiere esos espacios de pensamiento, qué podría obtener de ellos, y cómo podría mejorar su actividad diaria.

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales. Cualquier comentario o sugerencia de lo que te gustaría que escribiera comunícate conmigo a nacionalismogastronomico@gmail.com
Anuncios

Published by

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.