Enchilamiento como Sexto Sabor #E6S en bculinary

El Enchilamiento como Sexto Sabor es una de mis Líneas de Innovación más importantes. Propone la identificación y separación de las partes de los chiles secos mexicanos. Y luego su aprovechamiento culinario de manera individual.

El Sexto Sabor es una propuesta que honra la historia gastronómica mexicana. Esta es una forma de demostrar que la innovación es una forma de preservar las tradiciones de un pueblo.

Continue reading “Enchilamiento como Sexto Sabor #E6S en bculinary”

Videoconferencia con Nerua Guggenheim Bilbao 92/366

El CIG promueve el contacto entre profesionales de diversas áreas, porque creemos firmemente que compartir conocimiento genera felicidad. Por ello Josean Alija nos abrió digitalmente las puertas de Nerua, en Bilbao, para que el Equipo de Innovación CIG discutiera sobre innovación, los retos de la vanguardia, el proceso creativo basado en principios de reconocimiento de la cultura y la ciencia, y las perspectivas de un I+D+I un restaurante reconocido con una estrella Michelin.

Las preguntas y dudas de los miembros del Equipo de Innovación fueron de gran nivel: desde la conceptualización de innovación en gastronomía, hasta las formas de inversión y la capacidad de adaptación al medio y demás detalles que generalmente son parte de los engranes creativos de los grandes restaurantes del mundo.

Gracias Josean por estar siempre como gran respaldo del CIG. Gracias amigo desde Monterrey.

UDEM nuestra casa académica 91/366

El CIG tiene una casa académica universitaria: la UDEM. En ella a través del CIDEM (Centro de Incubación y Desarrollo Empresarial) logramos diseñar un modelo de negocios que haga de la innovación una forma de vida rentable económica y profesionalmente.

Uno de los retos más importantes es el diseño del Modelo Universo Investigación Gastronómica, que resume 5 años de trabajo en solitario y en equipo con la necesidad de observar a la investigación gastronómica como una posibilidad de expansión de la disciplina, una manera de generar conocimiento de forma ordenada, una inspiración para que los cocineros se conviertan en investigadores y generar nuevas rutas creativas.

 

El Equipo de Innovación se reunió ahí para continuar el trabajo académico en ese modelo y generar el primer esquema completo del Universo Investigación Gastronómica. Que pretende delinear las rutas de investigación, métodos y maneras en que una cocina puede someterse a procesos científicos básicos para generar conocimiento. Ningún marco más ideal y propicio que una Universidad, una casa académica que nos ha abierto la puerta desde el principio del CIG y que enmarca la intención académica que tenemos, el compromiso con las disciplinas formales, y la necesidad de que la gastronomía tome un rango de ciencia como cualquier otra.

Gracias a la UDEM a través del Centro de Incubación y Desarrollo Empresarial (CIDEM) por abrirnos las puertas, por creer en nosotros, por también enseñarnos que esto es un Modelo de Negocios y que los sueños no solo generan felicidad, sino también trascendencia.

 

Hacer equipo te hace fuerte 89/366

El 28 de marzo de 2016 tiene un significado especial: será el día en que por primera vez en México se reúne un equipo de cocineros y diseñadores industriales con la finalidad de integrar un equipo de trabajo que constituirá la fuerza intelectual de las líneas de investigación e innovación del Centro de Innovación Gastronómica. El esfuerzo, inversión de tiempo y dinero y la disposición para que a través de 120 horas de intenso trabajo intelectual un equipo de 10 personas pueda pensar, repensar, reflexionar y contribuir al desarrollo académico de la Gastronomía es algo invaluable y sin precedentes nacionales.

Alejandra De León, Carlos Rivas, Cecilia Alanís, Gianina De la Guerra, Jacobo Pavón, José Daniel Martínez, Maria Anel Hernández, Tania Paola Domínguez, Camila Osuna y Verónica González son los que conforman este equipo de 8 cocineros y2 diseñadores industriales con procedencia de Oaxaca, Jalisco, Chiapas, Hidalgo, Yucatán y Nuevo León. Unidos con la ilusión de formar la Generación I del CIG, de destacarse en áreas que nunca se habían explorado y retarse a sí mismos a conseguir objetivos ambiciosos y de largo alcance.
Por si fuera poco este avance, desde hace varias semanas el CIG genera una alianza con la diseñadora industrial Mónica Silva, experta en el área de food design, con la intención de generar espacios comunes tanto intelectuales como físicos. Así nace L’Avocat Innovation House, un espacio físico dedicado a la virtuosa relación entre Gastronomía y Diseño con el interés de generar ideas conjuntas, desarrollar nuevos patrones de pensamiento sobre ambas disciplinas, y ofrecer servicios de investigación, desarrollo e innovación desde ambas visiones.

 

 

Ubicados en una casa en pleno centro de Monterrey, L’Avocat abre sus puertas para albergar al Equipo de Innovación CIG Generación I y así esbozar en un ambiente relajado y de convivencia total contribuciones que aporten nuevas vías de pensamiento para sus vidas profesionales y para la disciplina en general.

Desde 2014 el CIG ha avanzado con pasos sólidos y decididos. Pero las cosas jamás serán igual a partir de este día, porque solos se llega más rápido pero en equipo se llega más lejos. Gracias a todos los que hace posible que avancemos bien, rápido, más y de buenas. Compartir conocimiento sí generar felicidad.

 

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales. Cualquier comentario o sugerencia de lo que te gustaría que escribiera comunícate conmigo a nacionalismogastronomico@gmail.com

El poder de la unión 88/366

Para crecer personal y profesionalmente, las personas deben unirse a otras. Los seres humanos evolucionaron gracias a su condición de entidad gregaria, y en conjunto desarrollaron más de lo que pudieron hacer en soledad. En el mundo de las ideas pasa exactamente lo mismo: una idea aparentemente ingenua e inofensiva puede provocar en otros la inspiración suficiente para generar caminos nuevos y hasta carreras completas. Cuando alguien se imaginó ir a la luna, unos vieron barreras impensables de cruzar, y otros vieron oportunidades tal vez lejanas pero no imposibles.


Así, cuando un profesional se une a otro para compartir dudas, preguntas, conflictos, emociones y hasta logros, abre un espacio emotivo que le conecta con sus semejantes, le hace voltear a ver nuevos caminos y se generan conexiones que son imposibles de borrar. Las Ciencias en general han avanzado gracias a la interacción de sus miembros, a la relación que tienen entre sí con otras Ciencias, y a la capacidad de abrirse a nuevas opiniones y oportunidades. Y para la Gastronomía no debiera ser diferente.

Unir significa generar vínculos muchas veces indisolubles que pueden tener resultados a corto, mediano o largo plazo. Que pueden evidenciar sus beneficios de manera física, mental o emocional, o que simplemente están ahí para recordarnos lo maravilloso que es compartir. Porque después de todo, en gastronomía como en la vida, estar unidos con alguien es más divertido que estar siempre en soledad.

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales. Cualquier comentario o sugerencia de lo que te gustaría que escribiera comunícate conmigo a nacionalismogastronomico@gmail.com