El café en Colima es resumen de lo mucho que desconocemos México, su historia y sus productos.

El café de Colima 167/366

Aunque no sea considerada como una región productora, el café de Colima destaca por su calidad. Comparte y difunde.

El café en Colima es resumen de lo mucho que desconocemos México, su historia y sus productos.

Colima es una de las regiones mexicanas más fascinantes y desconocidas. Cuenta con todas las ventajas de la costa, del agua de manantiales, de suelos minerales regados por su volcán que la hacen una tierra única.

La diversidad climática es tan noble que es responsable de una buena parte de la producción nacional y de exportación de productos básicos como: sal, limón, coco y mangos. Sin contar la infinidad de frutas y verduras de corte tropical que abastecen las mesas nacionales.

Pero, como mexicanos casi siempre desconocemos lo que hay en el entorno. Buscamos en lados equivocados. Compramos donde no debemos. Bebemos y comemos cosas que de su procedencia ni conocemos. Nos dejamos llevar por modas y cometemos errores más por omisión que por intención.

La Hacienda de San Antonio -a escasos 30 minutos de la capital de Colima- es muestra que los productos están ahí, muchas veces esperando a ser redescubiertos o revalorados.

En su interior, la producción de café orgánico, que -como desde hace casi un siglo- abastece el consumo local en tiendas diminutas, y alcanza otros mercados a través de su propia distribución y otros canales.

Pero sigue siendo gran desconocido. Así como el simple hecho de que en Colima se produce café, tal como se hizo durante casi cien años durante la última parte de la Colonia española y los primero años del México independiente.

Pero si es que ni siquiera sabemos que muchos de los limones y sal de México provienen de Colima, ¿cómo podríamos saber sobre la existencia del café de alta calidad producido?.

Y tras la pregunta una necesaria respuesta que nos deja siempre con compromisos por encabezar, y por cambios que proponer. Primero el cambio de actitud hacia los productos nacionales, la forma de entendernos distintos como ciudadanos para de ahí partir con un auténticamente renovado interés por lo nuestro..

Colima y su café son ejemplo y resumen -casi paradigma- de lo que sucede en México: un producto de altísima calidad, de condiciones increíbles, con una esencia cultural única y que podría representar en gran medida la historia de los últimos 500 años en México está olvidado.

La próxima vez que estemos frente a una barra de café -comercial, artesanal, mexicana o extranjera- pregúntense de dónde viene el grano, cuántas personas están involucradas, cómo podemos hacer para continuar mejorando el camino de nuestra gastronomía.

Como siempre, la respuesta siempre estará en cambiar nosotros primero.

Anuncios

Publicado por

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.