¿Qué es Modelo Gastronómico?

La vida es construir sueños. No solo soñarlos o realizar una serie de acciones para materializarlos, sino elaborarlos mientras se está despierto, mientras se puede usar la imaginación. Así es mi vida: construir castillos sobre las nubes, y al mismo tiempo, la escalera para alcanzarlos.
Hace tres años decidí dedicar mi vida a la investigación gastronómica. En el momento de la decisión sonó sencillo y perfecto. Una hora después, y obedeciendo a mi naturaleza conflictuante, aparecieron preguntas como ¿qué es la investigación? ¿cómo se hace? ¿en dónde podría estudiarlo? ¿entonces soy investigador solo por el hecho de decidir serlo? ¿alguién me acredita o me acredito solo? ¿la investigación se hace, se piensa, se dice o se construye en el camino?… así transcurrí las primeras horas y las preguntas siguen siempre en busca de respuesta.
Como presagio, esas preguntas no han parado desde entonces. Fueron, son y serán el motor de mi actividad. Desde ellas comencé a crear el Modelo de Investigación Gastronómica que pretende darle forma académica a esta disciplina por la que opté como mi vida profesional. Desde esas preguntas trato, en cada conferencia, clase magistral o taller, continuar el camino que puede convertirse en un escenario académico a todas luces profesional: con estructuras básicas, con metodología, con lineamientos, con algunas reglas, y con un marco de acción flexible y consciente de la realidad. 
Investigación Gastronómica con un Modelo y Metodología propia. Como lo he dicho antes, investigación hecha por gastrónomos, desde la gastronomía, para ser aplicada en la gastronomía. Más que un llamado de atención es una provocación, una necesidad porque esta disciplina encontrase sus propias vías aprovechando el camino recorrido.
Desde el inicio, la vocación de la investigación gastronómica fue clara: debía ser un instrumento de transformación social, una posibilidad para generar valoración del patrimonio gastronómico nacional cuya prioridad fuera la valoración, primero, de quienes lo ostentan. La gastronomía no es posible sin gente, y desde mi trinchera académica he pugnado que la gastronomía sea entendida como expresión humana, para que desde su comprensión, documentación, decodificación, análisis, recodificación y divulgación de esos conocimientos se promueva el desarrollo de la sociedad desde lo individual y terminando, evidentemente, en lo grupal.
Sin demagogias, sin falsas apariencias. Ciencia en su máxima expresión, en la inicial, en la manera en que siempre fueron las cosas, desde la forma en que la Ciencia fue construida, con sentido social, con pretensión limitada, y actividad consagrada al bien común.
Dos años han pasado del Taller de Investigación Gastronómica realizado en Mérida, Yucatán, en el que en un formato de 20 horas por primera vez se habló del establecimiento de una Metodología. Desde entonces el escenario ha evolucionado, se ha mejorado a sí mismo, se ha superado, y ahora es imparable, está más allá de mi y de mi comprensión; escribir entonces se ha convertido en una herramienta de total definición para delimitar y comprender, una manera de comunicarme con lo que fue, es y será en este tema de la investigación. Una forma de dar forma. El universo en su inicio y expansión.
 
Uno de los retos fundamentales en este camino de la investigación siempre ha sido el financiamiento. La posibilidad para vivir plenamente, crecer profesional y personalmente sin renunciar a los sueños. Es ahí donde las alianzas tomaron forma. Aquí es donde inició Modelo Gastronómico.
El sueño se cumple
Desde hace casi un año, Grupo Modelo –sí, el de las cervezas Corona y Negra Modelo- abrieron las puertas para que construyéramos juntos innovadoras vías gastronómicas. Su compromiso con México desde los ahora reconocibles escenarios gastronómicos nos llevó a encontrarnos con ideas frescas y posibilidades únicas.
Aún coincido con Ricardo Muñoz Zurita cuando en una sesión de Madrid Fusión México en 2011 decía que las empresas privadas tenían que invertir en investigación. Tiempo después de esas palabras de Ricardo, Grupo Modelo y yo nos reunimos para diseñar una estrategia para hacer de esa idea una realidad: contribuir con la investigación gastronómica profesional a través de financiamiento de proyectos y personas.
Como todo lo que vale la pena, llevó un tiempo considerable aterrizar las ideas en realidades asequibles y medibles. Tras un tiempo de considerar un trabajo a largo plazo con proyectos que están a la espera de materializarse en libros, catálogos y un sinfín de elementos académicos, concluimos que este primer año ese apoyo se daría a través de una presencia física que pudiera servir de agente difusor de lo que significa la investigación, sus alcances y posibilidades.
Así se creo la figura de Embajador Modelo, el que escribe. Encargado de divulgar los avances teóricos y prácticos en la materia a través de redes sociales enmarcados por el reconocible #modelogastronomico. Bajo este nombre quedan enmarcados, por ahora, reflexiones, textos, fotografías y demás material que pueda servir de referencia de investigación para los usuarios.
Los alcances exponenciales de las redes sociales han hecho que universidades y diversos medios ya ubiquen al título de Embajador Modelo y #modelogastronomico como una vía desde donde el conocimiento gastronómico se convierte en material asequible y usable.
Las redes sociales por excelencia Twitter y Facebook, esas que nos condenan o liberan, también han sido pieza clave en este andar. Desde enero de este año las publicaciones en mi página http://www.facebook.com/laloplascenciam son una vía para contribuir diariamente con reflexiones sobre la investigación, sobre sus orígenes, alcances y posibilidades, y sobre detalles teóricos que son usados y compartidos por miles de personas relacionadas al medio.

A través de https://twitter.com/laloplascencia busco establecer a través de imágenes y frases cortas las posturas sobre investigación, y además pensamientos que puedan dar algún sentido a la actividad, a este oficio.
Así hoy esta relación está en total crecimiento. En vía de encontrar nuevas y únicas maneras de materializarse, desde clases, conferencias hasta presentaciones en donde mi presencia ayude a responder esas mismas preguntas que me hago desde aquel enero de hace tres años cuando decidí a dedicar mi vida a este intrincado tema. El castillo está elaborándose, ya no es abstracto como al principio; es más que yo, más que muchos. El destino no se detiene. Investigar y transformar, pareciera más que una frase, la vocación de mi vida y la de muchos. La escalera tiene más peldaños que hace tres años, faltan muchos, pero en el camino andamos. Y siempre se hace camino al andar.
Anuncios

Published by

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.