Los principios de un Modelo de Investigación

texto publicado en la revista Soy Chef de Septiembre

twitter@RevistaSoyChef

 

Todo suena muy bonito, pero, ¿cómo diablos se transforma la realidad partiendo de uno mismo y de la gastronomía como eje central de las acciones? Es aquí donde entra una necesidad por construir un método, buscar las maneras para hacer posible el sueño.
 

 

 

Reconozcamos primero que la Gastronomía (con mayúscula asumiendo su valor de disciplina universitaria) es una actividad humana. Los tamales, las tortillas y el pozole no crecen en árboles o brotan de fuentes inagotables. Son preparados por mujeres, hombres y niños que, si bien es cierto no siempre están dedicados en cuerpo y alma a prepararles, sí poseen un conocimiento que es materia de estudio para este oficio.

 

 

Dicho reconocimiento nos llevará a entender que el fundamental fenómeno de estudio de lo gastronómico, para aquellos que quieran dedicar su vida a la investigación, siempre es lo humano. Así con todas sus letras: las miles de personas que ataviados o no con prendas étnicas, que preparen o no guisos milenarios, o que sepan o no las condiciones de vida alrededor de la milpa y sus conexiones simbólicas, SIEMPRE merecen un valor único como auténticas fuentes de ese conocimiento.

 

 

No son artículos intercambiables, ni su conocimiento sobre uno u otro platillo los hace seres de culto. Evitemos a toda costa, se los suplico, la sacralización o idealización de estas personas, pero sí démosles un valor intrínseco, una posibilidad de reconocerles como agentes de conocimiento sujeto a un posterior análisis.

 

 

Partiendo de la idea de lo humano como motor de estudio, la Investigación Gastronómica plantea principios que son de primordial estructura desde donde se desprenderán el resto de los planteamientos metodológicos. Así los resultados serán motor de transformación personal auténtica y los actores (investigador e investigado) realmente cumplirán con la máxima de la investigación.

 

 

La Ética, el Humanismo y la Responsabilidad son esos valores fundacionales. Posibilidades, habilidades y llamamientos más que leyes inamovibles. Con ellos, cualquier proceso de investigación podría disminuir el riesgo de caer en falsedades o en interpretaciones poco asertivas. No son una garantía al cien por ciento, pero son una manera de sostenerse en el arduo camino de la investigación.

 

 

Este primer triángulo de valores –y que el método en su totalidad tiene tres y que de a poco iremos explorando- se constituye como el Triángulo Fundacional, desde donde el resto de las actividades se construye. 

 

 

A diferencia de otras metodologías usadas para la producción sistemática de conocimiento donde el capítulo de la ética o del papel del investigador frente a su fenómeno de estudio siempre se consideran como un matiz dentro de dicho método, en el nuestro, el de la Gastronomía, deben ser las piedras angulares de toda decisión, pensamiento y acción.

 

 

La Ética nos sirve para cuidar el juicio, equilibrio y justicia de los cuestionamientos planteados. Una manera de siempre estar pensando si lo que hacemos estará bien hecho, es justo o no pernicioso. El Humanismo sirve como recordatorio de que la gastronomía es eso, humana. Y la Responsabilidad para entender que de todo acto, pensamiento o decisión tenemos que responder, sea favorable a nosotros o no, sea pernicioso al otro o no.

 

 

Y así el inicio del Modelo. Parecía complejo al principio, transformarlo todo partiendo de uno mismo. Pero es más sencillo de lo que parece. Una última regla: “tratar a los demás como quieres ser tratado”. Si aplican primero los Valores sobre ustedes al momento de investigar, la transformación inició bien. El mundo cambia, de a poquito, uno por uno, así la evolución está asegurada.
Lalo Plascencia
Investigador gastronómico – Kuuk Investigación – Embajador Modelo
Formado cocinero en la Universidad del Claustro de Sor Juana y la Cátedra Ferran Adrià de Ciencias y Cultura de la Alimentación. Desarrollo un Modelo de Investigación Gastronómica único en su tipo. Imparto clases y conferencias magistrales de cocina mexicana en universidades nacionales y extranjeras. Pienso, como, escribo, existo.
twitter@laloplascencia
facebook/laloplascenciam
Anuncios

Published by

laloplascencia

Cocinero mexicano dedicado a la investigación gastronómica. Nombrado por diario Excelsior como "El chef que ha revolucionado la forma de entender la gastronomía mexicana" Fundador de CIGMexico - Lalo Plascencia, nombrado Maestro Cocinero de México, conferencista, masterclass y promotor de #sherryMX Creador del Seminario de Actualización en Cocina Mexicana y Gastroinnova: Seminario de Innovación y Creatividad en Cocina Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.